GRACIAS!

Como cualquier niño, Snea nació, creció y ha llegado a una madurez en la que tiene que tomar nuevos caminos y emprender otros proyectos.

Snea da las gracias a los miles y miles de niños que han pasado por sus instalaciones y a los miles también de papas que les ha acompañado.

Muchos de estos niños ya son mayores y espereramos que también maduren y emprendan su propio camino, pero que no olvieden que:

"El mejor alimento es que siempre estés contento"